acceso libre

Este hotel de una estrella con cuarenta habitaciones ofrece alojamiento y desayuno. Todas las habitaciones tienen su cuarto de baño particular, algunas con amplios balcones y vistas al mar, otras más tranquilas con balcones mas pequeños en la parte posterior del hotel.

Es un clásico hotel urbano con el acento en el buen ambiente y la limpieza. Durante los meses de verano, se puede tomar un desayuno continental con servicio de buffet en la terraza, al sol de la mañana. Por las noches, un bar al aire libre amplía la terraza, un punto de reunión muy popular entre los huéspedes de varias nacionalidades y otra gente cosmopolita.

Las otras facilidades incluyen dos solariums con hamacas y duchas, con una espléndida vista panorámica de la bahía y del castillo de Bellver.

  
.